Conferencia de los Estados Partes

Composición y funciones

La Conferencia de los Estados Partes es el órgano plenario integrado por todos los miembros de la OPAQ. Es “el órgano principal de la Organización”, con facultades generales para supervisar la aplicación de la Convención y promover su objeto y propósito. En este sentido, la Conferencia podrá hacer recomendaciones y adoptar decisiones sobre cualquier cuestión, materia o problema relacionado con la Convención. Supervisa las actividades del Consejo y de la Secretaría Técnica y podrá impartir directrices, de conformidad con la Convención, a cualquiera de los dos en el ejercicio de sus funciones. Las actividades específicas que ha de realizar la Conferencia se relacionan en el párrafo 21 del artículo VIII, e incluyen: tomar las medidas necesarias para velar por el cumplimiento de la Convención; decidir sobre el programa y presupuesto y sobre la escala de contribuciones financieras que hayan de satisfacer los Estados Partes ; aprobar el informe anual de la Organización; elegir a los miembros del Consejo; nombrar al Director General; fomentar la colaboración internacional para fines pacíficos en la esfera de las actividades químicas; y examinar los adelantos científicos y tecnológicos que puedan afectar al funcionamiento de la Convención.

Al principio

Acerca de los períodos de sesiones de la Conferencia

La Conferencia suele celebrar períodos ordinarios de sesiones anualmente, salvo que decida otra cosa. Durante el primer año de vida de la OPAQ se celebraron dos períodos de sesiones de la Conferencia, con objeto de dar lugar a la toma de decisiones necesarias para la puntual y eficiente aplicación de los requisitos de la Convención. A partir de ese año, la Conferencia ha celebrado un período ordinario de sesiones anualmente. Los períodos de sesiones de la Conferencia se celebran en La Haya, salvo que la Conferencia decida otra cosa. are held in The Hague, unless the Conference decides otherwise.

Además de los Estados Miembros, determinadas categorías de observadores pueden participar en los períodos de sesiones de la Conferencia, de conformidad con su Reglamento. Entre éstos se incluyen los Estados signatarios, los Estados no signatarios, el Secretario General de las Naciones Unidas o su representante, representantes de los organismos especializados y de otras organizaciones internacionales, y, por invitación, representantes de organizaciones no gubernamentales. Huelga decir que los observadores no tienen derecho a voto, y que las condiciones y el alcance de su participación varían.

Los períodos ordinarios de sesiones de la Conferencia constituyen un foro para el amplio debate de las políticas y los programas de la OPAQ y el examen de los asuntos planteados por el Consejo, los Estados Partes individuales y el Director General. En particular, la consideración por la Conferencia del estado de la aplicación de la Convención constituye una valiosa oportunidad para que los Estados Partes, basándose en los informes del Consejo y la documentación aportada por el Director General, identifiquen los problemas relacionados con la aplicación de la Convención y señalen a la atención de los demás Estados Partes cualquier asunto relacionado con su cumplimiento.

La Conferencia podrá celebrar períodos extraordinarios de sesiones cuando así lo decida, cuando lo solicite cualquier miembro del Consejo o cuando lo solicite cualquier miembro de la Conferencia con el apoyo de la tercera parte de los miembros (párrafo 12 del artículo VIII). Por añadidura, la Conferencia celebrará períodos extraordinarios de sesiones para examinar el funcionamiento de la Convención un año después, a más tardar, de transcurrido el quinto y el décimo año desde la entrada en vigor; posteriormente, a intervalos de cinco años, y en cualquier otro momento que decida (párrafo 22 del Artículo VIII). La Segunda Conferencia de Examen se celebró del 7 al 18 de abril de 2008. La Primera Conferencia de Examen se celebró del 28 de abril al 9 de mayo de 2003. Por último, si la duda o preocupación de un Estado Parte acerca de la posible falta de cumplimiento no hubiera sido resuelta dentro de los 60 días siguientes a la presentación de la solicitud de aclaración de una situación o ambigüedad al Consejo, o si un Estado Parte considera que sus dudas justifican un examen urgente, tendrá derecho a solicitar, sin perjuicio de su derecho a solicitar una inspección por denuncia, una reunión extraordinaria de la Conferencia (párrafo 7 del artículo IX). Cuando la solicitud cuente con el apoyo de la tercera parte de los Estados Partes, se convocará la reunión extraordinaria.

Navegue por todos los períodos de sesiones de la Conferencia.

Al principio

Toma de decisiones

En las sesiones plenarias de la Conferencia el quórum estará constituido por la mayoría de los miembros de la Organización. Cada miembro tendrá un voto.

La Conferencia adoptará sus decisiones sobre cuestiones de procedimiento por mayoría simple de los Miembros presentes y votantes. Las decisiones sobre cuestiones de fondo deberán adoptarse, en lo posible, por consenso. Si no se llega a un consenso, el Presidente de la Conferencia aplazará toda votación por 24 horas y, durante ese periodo de aplazamiento, se hará todo lo posible para facilitar el logro de un consenso. Si no puede llegarse a un consenso al término de 24 horas, la Conferencia adoptará la decisión por mayoría de dos tercios de los miembros presentes y votantes, Cuando esté en discusión si la cuestión es o no de fondo, se considerará que se trata de una cuestión de fondo, salvo que la Conferencia decida otra cosa por la mayoría exigida para la adopción de decisiones sobre cuestiones de fondo. Hasta el momento, la mayoría de las decisiones de la Conferencia se han adoptado por consenso.

Al principio

Órganos subsidiarios

La Convención dispone el establecimiento por la Conferencia de dos órganos subsidiarios: la Comisión para la solución de controversias relacionadas con la confidencialidad (la “Comisión de Confidencialidad”) y el Consejo Consultivo Científico.

Además de estos dos órganos subsidiarios establecidos de conformidad con la Convención, la Conferencia está autorizada para establecer los órganos subsidiarios que estime necesarios para el ejercicio de sus funciones, (subpárrafo 21 f) del artículo VIIII). Basándose en esta autorización, la Conferencia ha establecido varios comités.

De acuerdo con su reglamento, la Conferencia elige para cada período de sesiones una Mesa que se ocupa de asuntos administrativos y organizativos, como puedan ser el temario provisional del período de sesiones, las solicitudes de inclusión de puntos adicionales en el mismo, el establecimiento de comités y la asignación de tareas a éstos.

En cada período ordinario de sesiones, la Conferencia también elige al presidente de su principal comité, el Comité Plenario. El Comité Plenario sirve como foro para el debate de asuntos que la Conferencia estima no están aún en condiciones de ser sometidos a una decisión, y que por tanto requieren consultas y debates en los que participen todos los miembros presentes en el período de sesiones. Cuando el Comité Plenario resuelve estos asuntos, presenta sus recomendaciones para la acción de la Conferencia. Durante los primeros años de vida de la OPAQ, el Comité Plenario continuó examinando los asuntos pendientes de solución entre los períodos de sesiones de la Conferencia. En 1999, no obstante, la Conferencia traspasó todos los asuntos pendientes que hasta entonces habían sido de la competencia del Comité Plenario al Consejo, para su consideración por los grupos de trabajo de éste, cuya composición está abierta a todos los Estados Miembros. De este modo, el funcionamiento del Comité Plenario como principal foro para la solución de asuntos pendientes entre períodos de sesiones llegó a su fin, si bien su función durante los períodos de sesiones de la Conferencia permanece invariable. Entre los períodos de sesiones, el trabajo correspondiente a los asuntos pendientes de solución ha pasado a ser responsabilidad permanente del Consejo, con la participación de todos los Estados Miembros.

Por añadidura, al principio de cada periodo de sesiones de la Conferencia se nombra un Comité de Verificación de Poderes, a propuesta del Presidente de la Conferencia. Este Comité, que está integrado por diez miembros, examina las credenciales de todos los representantes ante ese período de sesiones de la Conferencia. Hasta tanto el Comité tome una decisión respecto de sus credenciales, los representantes tendrán derecho a participar a título provisional en el periodo de sesiones. Todo representante cuya admisión haya impugnado un Miembro ocupará un lugar provisionalmente con los mismos derechos que los demás representantes, hasta que el Comité de Verificación de Poderes haya presentado su informe y la Conferencia haya tomado una decisión respecto de la impugnación.

Al principio